Accesorios

  • Vacìa-sacos

    Las tolvas vacía-sacos son aptas para la automatización de las materias primas utilizadas en el proceso productivo en cantidades limitadas o para cargar silos de almacenamiento. Se construyen en acero inoxidable AISI 304 – 316 y están completas de:

    - tapadera de cierre hermética;

    - rejilla para el apoyo de sacos;

    - fondo curvado;

    - vibrador eléctrico;

    - pies de apoyo con elementos antivibratorios.

     

    Las tolvas, construidas en varios modelos con capacidades desde 100 a 600 kg, se completan con varios tipos de extracción según las exigencias del cliente:

    - extracción mecánica rígida o flexible;

    - extracción neumática en presión o aspiración;

    - extracción con cinta transportadora mecánica

     

    Según pedido se aplica un filtro de limpieza automática para recuperar el polvo.

  •  

    Tolvas vacía-sacos de acero AISI 304-316 de 100 a 500 kg con sistema de extracción con válvula de estrella y transporte neumático (compresión - aspiración)

  •  

    Tolvas vacía-sacos de acero AISI 304-316 de 100 a 500 k. con sistema de extracción con fondo vibrante y transporte neumático (aspiración)

    Tolvas vacía-sacos de acero AISI 304-316 de 100 a 500 kg con sistema de extracción mecánico con sinfín (rígido o flexible)


  • Campana antipolvo sobre cuba amasadora, fija o móvil
    La campana antipolvo, cada vez más solicitada por las empresas, se construye en acero inoxidable con un diámetro de 5 centímetros más grande del diámetro de la cuba y completa con dos entradas: una para líquidos y otra para polvos. En el centro se encuentra un tercer orificio para conectar un aspirador con filtro de limpieza automática. La polvareda que se crea con la descarga de la materia prima es aspirada y filtrada, disminuyendo drásticamente la cantidad de polvo en el ambiente y permitiendo la recuperación y reutilización de la materia prima utilizada. La campana se puede realizar fija o móvil según las exigencias del cliente.

 

  • Filtros de limpieza automática desde 0,5 hasta 21 metros cuadrados
    Todos los filtros de limpieza automática se construyen en acero inoxidable y están homologados ATEX. Se instalan en los silos monolíticos de acero o fibra de vidrio, en las tolvas vacía-sacos o tolvas báscula en presión o en aspiración, en las campanas antipolvo, en las válvulas de estrella y en los mezcladores.
    Todos los filtros llevan soportes según su utilización: con brida para silos y tolvas o con estructura de apoyo (“patas”) para filtros en el suelo.

 

  • Cernedores para la limpieza de productos en polvo, en línea y en gravedad.
    Se trata de cernedores centrífugos que se instalan en líneas neumáticas, construidos en acero inoxidable. El ingreso de la materia prima se obtiene desde la línea de transporte: en el interior hay una pala centrifuga que dirige el producto hacia una red microperforada, reteniendo en su interior todos los cuerpos extraños que eventualmente se presenten en las materias primas utilizadas. Será necesario limpiar semanalmente el cernedor, abriendo la brida de desenganche rápido. Según pedido se podrá instalar un desferrizador, de serie en el modelo de gravedad.
    La alimentación del producto se obtiene por caída. En el interior del cernedor un sinfín recibe el producto y mediante dos palas la materia prima es empujada en la cesta microperforada para la limpieza. Los eventuales cuerpos extraños presentes en la materia prima son empujados hacia el exterior y recogidos en un saco de tela.

 

  • Tamiz vibrante para tamizado en línea
    Construido en acero inoxidable con forma circular con acción vibratoria, este tamiz vibrante se instala en las líneas neumáticas en aspiración y en presión. La limpieza de las materias primas se obtiene mediante la vibración que permite la caída del producto en la red microperforada reteniendo los cuerpos extraños que serán recogidos en un recipiente especial, mientras que la materia prima se transporta hasta elpunto de utilización.